• Kivaki Law Firm

Aspectos Legales Básicos de la Bancarrota



La bancarrota tiene base legal en el Título 11 del “U.S. Code”. Hay varios capítulos de dicho título que establecen diferentes tipos de bancarrota. Por ejemplo, y entre los más utilizados, se encuentra el capítulo 7 trata de la liquidación, el capítulo 11 de la reorganización empresarial y el capítulo 13, de reorganización de deudas de individuos. Este artículo trata acerca de los capítulos 7 y 13.

Cabe resaltar, de manera previa, dos aspectos importantes del uso de la bancarrota. Como alivio del deudor, la bancarrota permite que los deudores no se encuentren permanentemente amenazados por deudas o por la constante presión de pago por parte de los acreedores. Como ha señalado la Corte Suprema de los Estados Unidos, esta figura otorga una “nueva oportunidad en la vida, libre de la presión por deuda preexistente”.

Mientras que, como patrimonio del acreedor, se debe entender que un proceso de bancarrota debe otorgar un tratamiento equitativo a aquellos acreedores que se encuentren en la misma situación. Este aspecto es de suma importancia, dado que requiere a los acreedores a negociar y cooperar con el abogado del deudor.

El capítulo 7, liquidación, implica la venta de ciertos activos el deudor (existen varias excepciones por ley) a fin de satisfacer la mayor cantidad posible de deuda, sin embargo, también el deudor queda en la posibilidad de mantener ciertos activos y comenzar de nuevo desde el punto de vista financiero. El capitulo 13, de reorganización, implica la existencia de un plan (generalmente de tres a cinco años) para que el deudor pueda pagar sus deudas.

Todos los casos de bancarrota son distintos y adicionalmente existe muchos detalles en relación con el proceso en sí mismo, por lo que debería consultar con su abogado de confianza. Es importante mencionar que la bancarrota no es la única solución para solucionar sus problemas financieros. Es más, este proceso judicial no elimina todos los tipos de deuda. Las deudas más comunes cubiertas por la bancarrota son las deudas de tarjetas de crédito, deudas médicas y préstamos sin garantía, sin embargo, no cubre los tributos y pagos a realizar como manutención de hijos o cónyuge.

Una vez finalizada satisfactoriamente un proceso de bancarrota, el deudor queda libre de deudas pasadas, incluyendo aquellas deudas que no pudieron ser pagadas como parte del proceso.

18 views0 comments

Recent Posts

See All